Pistas y Consejos al Usar las Herramientas de Estilo

Las herramientas de estilo, especialmente las de calor, pueden causar un daño considerable. Entender cómo funcionan puede ayudar a proteger el cabello, además de mantener un aspecto bonito.

Las Herramientas de Calor

El calor puede aplicarse al cabello para eliminar un exceso de humedad, ayudar a marcarlo o una combinación de ambos. Refiérase a las herramientas térmicas en la sección de Peinado para consultar la información técnica sobre cómo se logran estos resultados. La temperatura de las herramientas térmicas de peinado puede, en el caso de las placas de alisado o de las tenacillas, alcanzar los 175-200ºC. ¡El cabello comenzará a fundirse a los 220ºC! Se debe tener muchísimo cuidado de no exceder los 180ºC al alterar químicamente las uniones del cabello.

¡Si se aplican tenacillas en el cabello húmedo, el agua en el cabello puede hervir, ablandando la queratina y generando vapor dentro del cabello! Se pueden formar minúsculas burbujas que dañarán el cabello o que crearán un punto débil. Para prevenir el riesgo de daño:

  • Utilice siempre los productos tratantes y de peinado adecuados para proteger el cabello del calor
  • No exceda la temperatura recomendada (recuerde el punto de fusión del cabello)
  • Sólo utilice tenacillas en un cabello seco

Si bien los secadores funcionan a una temperatura más baja (80-100ºC) que las tenacillas, también pueden causar un daño considerable en el cabello y el cuero cabelludo. Con el secador de mano es esencial poseer una buena técnica para asegurar que el calor se distribuya homogéneamente desde una distancia segura. Mantener el secador demasiado cerca de la cabeza durante un tiempo excesivo puede literalmente “freír” el cabello y quemar el cuero cabelludo. Podría inclusive causar un daño permanente en los folículos capilares que resultase en caída del cabello y calvicie localizada. Para prevenir el riesgo de daño:

  • Siempre utilice los productos de tratamiento y peinado para proteger el cabello del calor
  • Mantenga el secador a una distancia segura del cabello y del cuero cabellud

Los mismos peligros se aplican al resto de los aparatos con temperatura, como por ejemplo los rulos con calor. Siempre lea y siga las instrucciones del fabricante y utilice estos aparatos con cuidado. Compre marcas de calidad que regulen y controlen la temperatura y utilice productos protectores de peinado antes de su utilización.

Las Herramientas de Peinado y Marcado
Por herramientas de peinado y marcado entendemos la multitud de productos disponibles para marcar y manipular el cabello. Estas no trabajan con calor o energía sino que influencian el cabello en forma mecánica, por ejemplo un peine que dirige mechas de cabello a través de una serie de orificios calibrados, o un rulo sin calor que marca pero que necesita que el cabello este húmedo o que se le aplique un químico para lograr un resultado temporal, semi-permanente o permanente.

Las herramientas de peinado y marcado entran en contacto con el cabello y, por ende, pueden causar daños. Algunos ejemplos incluyen el uso de los peines moldeados en dos partes, comparados con los peines de dientes que se moldean en una única pieza y en los que los dientes se cortan con una sierra o un sistema similar. El proceso de moldear un peine en dos secciones genera una fina unión a lo largo del borde central y, si éste no se elimina, puede raspar el cabello dañando la capa de la cutícula.

Cuando el cabello esta enredado, un peine fino puede dañar el cabello y hasta quebrarlo. La alopecia por tracción es una forma de pérdida del cabello que se debe a una tensión continua sobre el mismo; es especialmente común en el cabello Afro-Caribeño, el cual es particularmente fino y sensible.

más etiquetas