Anatomía del Cabello

La estructura y el ciclo de crecimiento del cabello es un proceso fascinante. En esta publicación exploramos la etapa clave del desarrollo del cabello.

El cabello dentro de la piel se genera a partir del folículo piloso o bulbo raíz. Los cabellos varían considerablemente en el cuerpo, y en algunas áreas como las párpados no se proyectan fuera de los folículos que los contienen.

En el cuero cabelludo el perfil o sección transversal de los cabellos individuales da como resultado diferentes tipos de cabellos (ver imagen Diferentes Perfiles de Cabello). Por ejemplo, una sección transversal redondeada por lo general resulta en un cabello estirado mientras que una ovalada o aplanada suele resultar en cabello ondulado o rizado. Es la forma, tamaño y curva del folículo lo que determina el perfil de cada cabello.

El folículo es una extensión de la epidermis hacia la capa de la dermis de la piel. Cuando se lo analiza, consiste de una capa dérmica exterior y una interna epidérmica. La base del folículo capilar está moldeada sobre la papila desde la que crece. Algunas células que ocurren a este nivel contienen los gránulos de pigmento, que dan al cabello su color natural, y estas se llaman melanocitos. Esta área de producción de células suele llamarse matriz capilar.

1. Levemente por encima, hacia la parte superior del bulbo raíz, se encuentra un área denominada zona de queratinización (ver imagen Corte Transversal del Folículo: Estructura Celular del Cabello). Allí, la queratina se ‘inyecta’ en las células del cabello, haciéndolos en última instancia duros y secos.

2. La capa dérmica exterior se divide en tres capas separadas; la más externa de las mismas es una gruesa capa de tejido conectivo en la cual se encuentran los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas. La intermedia consiste de una capa compacta de células en forma de ‘husos’; finalmente la interna es muy semejante a una membrana y de apariencia vidriosa.

3. La papila es una pequeña elevación cónica en la base del folículo piloso. Junto a la misma se encuentran las arterias y las venas, que llevan la sangre y los nutrientes y retiran los desechos. El bulbo capilar se fija alrededor de la papila (ver imagen Corte Transversal del Folículo: Papila).

La capa epidérmica rodea al cabello y se denomina funda de la raíz. Esta se divide en una funda exterior y una interior que se encuentra junto a la delicada cutícula del cabello (ver imagen Corte Transversal del Folículo: Región Dérmica del Bulbo de la Raíz). Las células de la cutícula de la funda interna están colocadas en capas descendentes, encajando muy cerca de las escamas colocadas en capas ascendentes de la cutícula del cabello. La funda interna de la raíz está compuesta de dos capas: la capa de Huxley compuesta por células nucleadas aplanadas y queratinizadas, y la capa de Henle, compuesta de células oblongas sin núcleos visibles.

El cabello tiene un centro denominado médula (ver imagen Corte Transversal del Folículo Pilosebáceo). Dentro de la capa de piel presenta una forma líquida y frecuentemente con burbujas de aires. Alrededor de la médula se encuentra la corteza, células alargadas que forman la estructura fibrosa principal y la fortaleza del cabello. Los gránulos de pigmento pueden encontrarse en los pequeños espacios entre estas células. A medida que las células de la corteza se mueven hacia fuera y hacia la capa externa del cabello, se afinan y se asemejan a escamas, formando la cutícula del cabello.
más etiquetas