Realizar un Diagnóstico de Color

Un error de juicio en esta etapa crítica y la tonalidad final del cabello del cliente puede ser muy diferente de aquella que esperaba.

Un diagnóstico correcto del tipo de cabello de un cliente es esencial antes de comenzar un tratamiento de color. Si bien puede ser posible ajustar la dirección del color, o hasta decolorar una tonalidad no deseada, el daño real se medirá en la reducción de la confianza del cliente; ¡puede que nunca vuelva!

Partiendo de una primera impresión puede ser obvio que un cliente tenga un cabello virgen y natural o uno artificialmente coloreado; sin embargo en muchos casos esto no es fácil de identificar, ¡en especial si un cliente se ha aplicado recientemente una tonalidad natural! Siempre mire primero las raíces para identificar cualquier re-crecimiento, después siga con las partes medias y finalmente las puntas.

Factores que deben tenerse en cuenta al realizar un Diágnostico de Color:

  • El Color Natural del Cabello
  • Los Tratamientos Previos
  • El Porcentaje del Cabello Blanco
  • Diámetro del Cabello
  • Calidad del Cabello
  • Condición del Cuero Cabelludo y de la Piel

Siempre consulte a un cliente nuevo si sufre de algún problema en la piel o de algún tipo de alergia. Tome nota de toda información importante en su tarjeta de registro del cliente. Se debe realizar una prueba de piel para comprobar la posibilidad de una reacción adversa a los productos químicos de color.

Un cliente siempre debe estar completamente informado antes de comenzar con un tratamiento de color; de ser necesario solicite que los mismos firmen un formulario de consentimiento indicándolo.

más etiquetas