Dominar las Consultas con los Clientes

El equipo de ASK ha elaborado la siguiente guía por etapas para ayudarte a dominar una consulta perfecta con los clientes

A todos clientes se les debería hacer una consulta antes de lavarles el cabello. La consulta te da la oportunidad de empezar a construir una relación con el cliente y determinar exactamente cuáles son sus necesidades. Utiliza esta oportunidad para aprender todo lo que puedas sobre lo que le gusta, experiencias pasadas, tanto buenas como malas, así como aspectos generales de su estilo de vida que sean relevantes para su cabello.

Una consulta exhaustiva dará al cliente la impresión de estar en manos de un experto que realmente se preocupa, que se interesa por el cliente y que tiene los conocimientos necesarios para satisfacer sus requisitos. La consulta es también el momento en que el estilista identifica oportunidades para vender otros productos y servicios necesarios para satisfacer las necesidades del cliente.

Los siguientes pasos te servirán como guía para realizar una consulta profesional completa:

  • Saluda y acompaña al cliente al tocador para realizar la consulta
  • Preséntate a los nuevos clientes diciéndoles tu nombre. Pregúntales su nombre si no lo conoces, y esfuérzate por recordarlo y utilizarlo
  • Es importante sentar al cliente sin la bata para tener una primera idea de su estilo
  • Consulta al cliente qué es lo que tiene en mente y escucha su respuesta
  • Observa el cabello del cliente: textura, longitud y patrones de crecimiento. Observa también la constitución y la altura general del cuerpo. Analiza las características faciales, como la forma de la cara, las orejas, la nariz y el cuello
  • Utiliza fotografías a modo de referencia cuando sea apropiado. Haz preguntas del estilo: ‘¿Cuánto tiempo dedicas a peinarte cada día?’
  • Asegúrate de que hablas el mismo idioma que el cliente. Lo que para tu cliente es corto para ti puede ser una longitud media, y lo que para ti es un color cálido para el cliente puede parecer rojo
  • Evita utilizar términos técnicos de peluquería, como graduación y texturización, y explícale “cómo quedará”, dado que la terminología de peluquería hablas el mismo idioma que el cliente
  • Consulta cómo se ha secado el cabello la última vez que se lavó, ya que quizás se lo ha estirado y pregunta qué productos de estilismo ha utilizado
  • Cuando hayáis decidido un look, confirma lo que vas a hacer para conseguirlo y recapitula para mostrar cuál será el resultado final. Recuerda que la mayor parte de los clientes que están insatisfechos con su cabello normalmente son víctimas de una mala comunicación y no de un mal corte o de una coloración equivocada
  • Una vez clarificado el diagnostico, se puede proceder a colocar la bata al cliente. Si le vas a cortar el cabello, primero lávaselo. Explica al cliente cuáles son los productos que utilizas para lavar el cabello y el motivo por el que los utilizas 
más etiquetas