Salón Digital: De un vistazo, qué hacer y qué no hacer en Instagram

Instagram es una forma divertida de conectar con otras personas, compartir tu historia y experiencias. También es una gran manera de hacer crecer el negocio de tu salón y ampliar tu lista de clientes. Sin embargo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para conseguir que tu cuenta (y negocio en línea) crezcan exitosamente.


No pretendemos ofrecer una lista exhaustiva, sino unas recomedaciones de lo que se debe y lo que no se debe hacer para aumentar tu confianza en las redes sociales y proporcionarte un punto de partida útil al usar Instagram, para que consigas hacer crecer tu empresa de manera orgánica:


QUÉ HACER:
SÉ coherente: el tema, el tono, el estilo, la edición, los colores y los filtros son importantes en Instagram.


RECUERDA ser positivo y motivador (NUNCA te quejes de un cliente o un compañero): las vibraciones positivas crean resultados positivos (¡y nunca se sabe quién lo puede ver!).


POSICIÓNATE como la persona adecuada en tu campo para generar confianza y lealtad con tus seguidores (es decir, clientes potenciales). ¡Publica fotos de "antes y después" de tus clientes para mostrar tus habilidades!


RECUERDA tener en cuenta el horario en el que más personas están conectadas para llegar a tu público cuando están en línea. ¡Cuánto más rápido recibas comentarios o "me gustas" en tu publicación, más probable es que recibas más!


USA hashtags, esta es la plataforma donde más importan y puedes usar hasta 30 en una publicación (solo tienes que investigar, ya que algunos están prohibidos, y no es bueno que parezca que haces spam, así que piensa en la ubicación y el número de hashtags).


UTILIZA las Stories de Instagram: es un gran herramienta para publicar contenido entre bastidores o aquellas imágenes/vídeos que no se ajustan exactamente al estilo y el tono de tus publicaciones. Gracias al uso de stickers de ubicación y hashtags, puedes llegar a personas nuevas (¡y locales!) que podrían querer explorar tu cuenta... ¡y tu negocio!


REVISA periódicamente tu biografía y tu enlace en el perfil: esto es lo primero que las personas ven y es otra oportunidad para que decidan seguirte. También es el único lugar donde puedes incluir un enlace cliqueable, de modo que si ofreces una oferta o tienes un nuevo servicio en el salón en tu sitio web, cambia tu enlace y di a tu público que haga clic en el ENLACE EN LA BIOGRAFÍA cuando subas una publicación.


PUBLICA contenido impactante con subtítulos relevantes: piense en algo que llame la atención y ¡PREGUNTA! A veces una pregunta es todo lo que se necesita para conseguir comentarios (comentarios = interacciones = ¡más personas ven tu contenido!).


CONSIDERA celebrar concursos: es una excelente forma de conectarse con empresas locales, marcas y personas de ideas afines. También te ayudará a aumentar tu número de seguidores, aumentar su interacción y ampliar tu lista de correo de clientes.


QUÉ NO HACER:
NO te obsesiones demasiado con la cantidad de "me gusta" y seguidores que tienes en Instagram. En su lugar, esfuérzate por establecer buenas relaciones con personas reales y haz crecer tu cuenta con integridad.


¡NO olvides que las redes sociales son una calle de doble sentido! Necesitas estar presente e interactuar con tu comunidad (comenta, ponte en contacto con las personas que te inspiran, comenta y dale "me gusta" a las fotos de otras personas) para conectarte con personas y hacerte notar.


NO publiques material ofensivo o de baja calidad: no solo no es profesional, sino que va en contra de las pautas de la comunidad de Instagram.


NO publiques solo por publicar: espera a la imagen correcta y publícala en el momento correcto (¡si no puedes esperar, considera usar tus historias para esas fotos que no son tan perfectas!)


NO uses bots, no compres seguidores o aplicaciones para conseguir más "me gusta" en tus publicaciones. A Instagram no le gusta esto. Sé honesto y auténtico, es mucho más gratificante a largo plazo y es mejor que las personas interactúen con tu contenido porque realmente les gusta lo que estás haciendo.


NO te olvides de editar tus fotos, incluso si solo se trata de recortarlas o del enfoque, porque este es el canal más visual de las redes sociales. Pero NO te pases con la edición: encuentra tu equilibrio y estilo, la gente no quiere ver nada con mucho Photoshop ni demasiado corporativo o enfocado a las ventas.


NO te olvides de etiquetar a otras personas en tus fotos (cuando sea relevante): es una red SOCIAL y es probable que al menos recibas un comentario o un "me gusta" a cambio.


NO te centres solo en tu presencia online: tus clientes y compañeros son tus mejores defensores, ¡habla con ellos! Pídeles que publiquen sus fotos, testimonios, etc. en tu cuenta de Instagram, y anímalos a que le den "me gusta" y comenten, ¡o incluso las compartan (repost) en sus publicaciones!


En resumen: piensa en lo que publicas y controla las interacciones en tu cuenta. Haz pequeños retoques a medida que avanzas y según veas qué funciona mejor para ti y tus seguidores. Considera pasarte a Instagram para empresas, podrá obtener análisis útiles sobre el rendimiento de tu cuenta para ayudarte a aprovechar al máximo esta plataforma. Por último, ¡tómate el tiempo de realmente conectar con la gente y divertirte!

más etiquetas